El Colectivo

Colectivo Ciencia y Sociedad 

“Aprender y aprehender a ser libre, practicándolo,

y que en esa práctica los ideales y las ilusiones se vuelvan realidad

 lo que sólo es posible cuando la sensibilidad se vuelve acción

y ésta, a su vez, la propicia”.

Flavio Cocho Gil.

Somos un colectivo estudiantil sin fines de lucro, de carácter político y solidario, integrado por estudiantes universitarios, profesionistas, de nivel medio superior, de posgrado, etc. Esencialmente conformado por compañeros de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México y también de otras escuelas, Facultades de esta misma y de otras Universidades, con diversos enfoques y posturas políticas que nutren la pluralidad de visiones sobre las problemáticas sociales, culturales y científicas del País y del Mundo.

Entre sus diversas actividades está organizar e impartir talleres y cursos para la comunidad universitaria y el público en general, incluyendo asesorías para el examen de ingreso a nivel medio superior y superior, destinado a presentarse en las distintas instituciones públicas del área metropolitana[1]. Simultáneamente se han impulsado talleres y grupos de trabajo en distintas técnicas, herramientas y oficios que son de gran nivel práctico y que complementan los cursos académicos de la Facultad; entre estas actividades se encuentran:

 

Taller de C++

Supervivencia en LINUX

Taller de LateX

Activación física y defensa personal

Técnicas básicas de demostración matemática

Matemáticas para biología

Yoga

Taller de gráfica (esténcil)

Taller de redacción

Sesiones de cine-debate

Entre otras.

 

   Todas las actividades son de carácter solidario y no lucrativo. Todos los cursos y talleres son impartidos por asesores capacitados en las distintas áreas y disciplinas que se imparten, quienes a su vez se inician y ejercitan en el trabajo docente, complementando su formación universitaria, transmitiendo y retroalimentando de manera simultánea, sus conocimientos y habilidades junto con los grupos de aprendizaje y estudio[2]. A su vez, la perspectiva crítica que alimenta el trabajo y el sentido de las actividades supone una interrogación continua del ejercicio pedagógico, el cual es pensado desde una lógica más horizontal y abierta frente al modelo hegemónico de educación —caracterizado por su  estructura vertical y autoritaria, donde el conocimiento se edifica e institucionaliza de manera unidireccional y excluyente ; así, es como a través la interacción continua y la convergencia de distintos intereses e inquietudes,  se ha buscado construir alternativas autogestivas que den salida a las diversas necesidades —múltiples y heterogéneas ― de construir un conocimiento colectivo de utilidad y practicidad social, fuera del ámbito formal, utilitario e instrumental del saber académico, incluso si las temáticas a desarrollar se desenvuelven dentro del mismo terreno técnico o científico. Por otro lado, se ha buscado de manera insistente el desarrollo de una perspectiva interdisciplinaria, pensando que la realidad compleja y los problemas que ésta presenta, sólo pueden abordarse desde perspectivas que pongan en diálogo a las distintas disciplinas del saber humano; por esto mismo, es que la vinculación entre estudiantes y académicos de las diversas ramas de conocimiento resulta fundamental, valorando en este mismo sentido no solo la convergencia entre las áreas que competen a la Facultad de Ciencias, sino también el contacto y la participación de colaboradores de otras facultades, escuelas y universidades formados en distintas disciplinas y saberes, incluyendo las humanidades y ciencias sociales.

   La exposición anterior sobre las actividades del Colectivo es parte de una necesidad de dar a conocer a la comunidad, el trabajo y las motivaciones de este grupo de trabajo autogestivo, cuya genealogía se remonta a la herencia histórica del programa institucional Ciencia y Sociedad de la Facultad de Ciencias, que impulsado en la década de los años setentas —y descontinuado un par de décadas después ― buscaba la transformación radical del entramado universitario —incluyendo su ámbito formativo y de investigación ―, así como del papel que éste desempeña ante la condiciones realidad nacional, buscando intervenir en la búsqueda de un horizonte social más justo y equitativo.

 

 

 

 

 

"La revolución es algo que se lleva en el alma, no en la boca para vivir de ella."

 Ernesto Guevara. 

“La abstracción reflexiva no se basa en acciones individuales, sino en acciones coordinadas”

Jean Piaget.

"Colectividad que no sabe pensar, no puede vivir"

Concepción Arenal.

 


[1]    Una reflexión sobre las oportunidades y la absorción real de los jóvenes por parte de las instituciones educativas a nivel medio y superior en el país —y en el área metropolitana en particular ―, ha atravesado la discusión sobre el trabajo que realizamos, evidenciando en la interacción cotidiana con los jóvenes que por alguna u otra razón no han podido, dada la creciente demanda, acceder a una institución educativa formal (institucional) subvencionada por el Estado , que, además de las dificultades inherentes a la precarización de vida dentro de las familias a consecuencia de la sumisión del bienestar de la vida ante las necesidades del valor abstracto de la lógica neoliberal, la creatividad y el entusiasmo se mantienen y se canaliza a través de muy distintas inquietudes y expresiones que construyen alternativas ahí donde las oportunidades han sido negadas. Véase cursos.

[2]    La figura de asesor surge como una manera más flexible de pensar la práctica docente y el ejercicio pedagógico, en el que estudiantes universitarios de los últimos semestres, en proceso de titulación e incluso de posgrado, se inician en el trabajo académico de una manera autogestiva, como una manera de retribución solidaria ante la sociedad, pero también como una alternativa para construir alternativas pedagógicas dentro del pequeño pero significante alcance de los cursos y talleres. 

 

 

 

 

 

Best UK free betting sites with gbetting.co.uk